diumenge, 27 d’abril de 2008

El món s'està tornant boig... Detenido un hombre acusado de mantener a su hija presa en un sótano durante 24 años en Austria

Detenido un hombre acusado de mantener a su hija presa en un sótano durante 24 años en Austria

  1. La mujer tuvo siete hijos, probablemente de su captor, a lo largo del encierro en el subterráneo
Policías en el jardín de la casa donde Josef Fritzl supuestamente encerró a su hija en el sótano durante 24 años.  Foto: AP / HELMUT STAMBERG
Las autoridades austriacas han detenido a Josef Fritzl, un hombre de 73 años sospechoso de haber mantenido más de 20 años a su hija Elisabeth, de 42, presa en un sótano de un edificio de la ciudad austríaca de Amstetten, han informado fuentes policiales. También es sospechoso de abuso sexual y de ser el padre de siete vástagos de su propia hija, que nacieron en el sótano donde estaba recluida.


El jefe de la Oficina contra el Crimen de Baja Austria, Franz Polzer, ha manifestado que la mujer, según sus propias declaraciones, fue retenida en una mazmorra del subterráneo del edificio donde viven sus padres y fue víctima de abuso sexual de su padre durante años. El fruto de esas relaciones fueron siete hijos: tres varones y tres chicas tienen entre 5 y 20 años, mientras que uno falleció al poco de nacer.

Hallada la mazmorra

La policía austriaca ya ha localizado la prisión subterránea en la que se cree que estuvieron presos la mujer y los hijos. "Hace pocos minutos, el sospechoso rompió su silencio por primera vez y explicó a los oficiales que había una portezuela oculta en el taller que solo se abriría con la activación de un mecanismo eléctrico del que solo él conocía el código", ha explicado Polzer, en declaraciones a la radio pública del Estado federado de Baja Austria (ORF).

Los agentes han conseguido entrar en la bodega después de que el sospechoso revelara el código. Tras recorrer un estrecho pasadizo de suelo irregular han llegado a la mazmorra. "No hay solo una, sino varias habitaciones: una para dormir, otra para cocinar y sanitarios", ha precisado.

Pruebas de ADN

Las pruebas de ADN aclararán si los hijos de su propia hija son también de él, como se sospecha. La noticia salió a la luz difundida por la radio pública y regional ORF, según la cual los indicios apuntan a que este hombre mantuvo retenida a su hija durante casi 24 años. El caso se está revelando como uno de los peores en la historia criminal de la república alpina.

El encierro de Elisabeth ha sido descubierto a raíz del misterio que rodeaba a una joven de 19 años internada en estado muy grave en el hospital Amstetten, que se llama Kerstin y es nieta, y probablemente hija, del detenido.

Josef Fritzl la llevó al hospital, donde declaró haberla encontrado en estado inconsciente delante de un edificio de la ciudad de Amstetten y los médicos pidieron que se buscara a la madre para averiguar en qué condiciones había enfermado la joven. Tras las primeras investigaciones, no se encontró el menor rastro de la madre desde el año 1984.

Tratados por psicólogos

Según la ORF, Elisabeth y sus hijos han sido encontrados y son tratados por psicólogos. Varios vecinos han manifestado que el acusado "no llamaba la atención", que solía "saludar siempre amablemente", que a algunas personas les había declarado desconocer el paradero de su hija, y que sospechaba que se había ido con una secta.

La noticia ha causado conmoción entre los vecinos, algo parecido a lo que narraron los habitantes de Strasshof, la localidad cercana a Viena donde en agosto del 2006 reapareció la joven Natascha Kampusch, con 19 años, tras huir de su captor. Sin que nadie lo notara, Kampusch pasó ocho años en un zulo subterráneo en la casa de su secuestrador, que la raptó en 1998, cuando ella tenía 10 años.

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=504369&idseccio_PK=1021